Etiquetado: Japon

EL JARDÍN DE RYÔAN-JI, EL jardín de la vida.

El ser humano, es un ser creativo, que para describir conceptos tan complejos y abstractos como es la vida, no solo utiliza las palabras y números. A veces puede utilizar el arte y servirse de elementos muy comunes. Comunes como puede ser un jardín seco…

La obra en cuestión es el Jardín de Ryôan-ji. Esta obra esta situada en Kioto (Japón), situad

a en el lado sur del Hojo (habitáculo del Abad) del templo que lleva el mismo nombre de la obra. El Jardín esta formado por un rectángulo de grava rastillada de 30 x 10 m, donde están dispuestas 15 rocas agrupadas en 5 grupos. Estos grupos constan de musgo, en que el espectador puede asimilarlas como islas. La enigmática disposición parece fruto del azar. Pero es la distribución donde radica la originalidad de la obra. No hay ningún punto de vista donde se pueda visualizar todas las rocas. Solo se puede ver si se recorre el jardín.. y hay radica el gran mensaje de la vida.

Esta obra de puro mensaje abstracto y metafórico es un claro ejemplo de la verdad de la vida. La grava del jardín que a causa de su morfología se convierte en un nuevo elemento… algo místico, como puede ser UNA IDEA. Este conjunto de IDEAS, forman un mar que circulan alrededor de las islas. Islas que representan LA VIDA. Esta vida es cambiante… va modificandose a lo largo del tiempo a causa de los reflejos de la grava y de la sombra de los diferentes elementos que la forman. Para admirar -y por lo tanto conseguir la autentica verdad de la realidad (vida)- hay que conseguirla navegando. No se puede admirar desde un único punto de vista. Hay que hacerla con varios, y aún así siempre son escasos. Elemento principal para llegar esta meta es la empatía y la tolerancia con los otros puntos de vista, ya que la falta de humildad y la intolerancia no solo nos conduce a la ignoráncia, sino que nos evocará a la soledad y el desespero del naufrag@.

Como concluir decir que la vida es como una obra de arte…

El jardín de Ryôan-Ji
Anuncios