Etiquetado: Educación

NUEVO DÍPTICO DEL “CASAL D’ESTIU DEL SPLAI SANT JOAN”

Recién salido del “horno”. Aquí os dejo el nuevo díptico del gran y espectacular “casal d’estiu” del Splai Sant Joan de Viladecans. El casal promete…. será tan potente y rápido como un relámpago!!!! ¿Adivináis cuál va ser el centro de interés? 😀

CARA ANTERIOR.

CARA DOS

 

Si tenéis niñ@s y no saben dónde llevarlos en el mes de Julio, el  Splai Sant Joan es el lugar… UN CASAL DE PELÍCULA!!!

Anuncios

“PODRAN CORTAR TODAS LAS FLORES, PERO NO PODRÁN DETENER A LA PRIMAVERA” Pablo Neruda

Es bello ser artista, y sobretodo ver tus éxitos mediante pequeñas metas. La gente, cree que el único trabajo de un artista es producir arte (es la opinión más  “positiva” que se le tiene pero minoritaria, ya que la mayoría tienen otro concepto muy peyorativo, pero eso es otro tema). Su finalidad es solo producir un productor –fotografía, pintura, escultura, cocina…- teniendo en cuenta diferentes aspectos -como la estética, elegancia, composición… -. Obviamente, esto es una  parte de la labor, ya que es fruto de la inquietud del artista. Pero ser artista es más que eso, es trabajar con sentimientos e ideas, plasmar, realizarlas, pero sobretodo DIFUNDIR. Una obra de arte no es nada si no hay alguien que la sienta. El público es tan necesario –o más- que el propio artista. El artista en sí no es un elemento primordial. Sólo es el intermediario entre los sentimientos y el público.  La idea no existe si no hay alguien que reflexione sobre ella.  Es a partir de que el ARTE empezó a ser negocio y signo de prestigio en que el artista empieza a otorgarle un prestigio desmesurado.  Creo que este “prestigio” a hecho mucho daño al Arte y a la Cultura en general,  claro ejemplo de ello son los denominados GENIOS ARTISTAS  que menciona  Esperanza Guillén en su ensayo “RETRATOS DEL GENIO. El culto a la personalidad artística en el s. XIX”(*). ¿Porque en la cultura helena el artista no era un personaje de gran valor? Porque era un oficio más, solo eran hombres  y mujeres que se habían especializado en una técnica específica. Un artista no es más que otra persona. Tod@s tenemos sentimientos y tenemos capacidad de expresarlos… TOD@S. Lo que sucede es que hay individuos que tienen más facilidades que otros, como todo en la vida.

Pero el motivo de este escrito, no es hacer una tesis sobre la figura del artista. Eso es otra historia y creo que todavía no he asumido la suficiente experiencia i conocimientos  para arriesgarme a realizar una tesis de esta índole.  Lo que quiero plasmar en estas líneas es una experiencia muy grata que obtuve tras realizar una de las finalidades del arte… LA DIFUSIÓN.  Conseguí atraer el arte a un sector muy particular, el infantil.  Sector difícil de tratar pero donde se obtienen  grandes recompensas, ya que si consigues atraer su atención tienes asegurada la permanencia de la cultura. Ell@s son el futuro y los que van a luchar y desarrollar las ideas que tú trabajas. Pero sobretodo por sus sonrisas… una alegría… una ilusión.

Todo empezó un día que mi sobrina vino a mi pequeño estudio porque le apetecía pintar. No me pude negar.  Así que, una vez le prepare todos los utensilios para el acto pictórico ella se dispuso a pintar.  Al principio, me quede observando lo que hacía. Me  intriga mucho la forma que los infantes realizan sus pinturas.  Tienen mucha fuerza. Esta energía no radica en la representación “realista” del objeto en sí, sino por el ímpetu que le pone en la realización. La forma en sí adquiere identidad,  si el/la niñ@ quiere dibujar un perro y le gusta mucho el animal, esa forma  que representa al can estará más trabajada y tratada de forma especial. Se puede parecer o no, pero se nota que hay “amor” en la realización. Hay radica su belleza, en su ímpetu. Mientras que ella estaba divirtiéndose, me explicaba que había cosas que ella no podía hacer y que le gustaría realizar. Yo soy una persona que el término imposible no existe en mi diccionario – creo que LO IMPOSIBLE SOLO SE TARDA EN REALIZAR UN POCO MÁS,– le dije que ella sí que podía. Le pedí que me dijera que quería pintar, que yo  le explicaría una técnica fácil  para realizarlo.  Mi sobrina es una niña de 4 años y el centro de interés de su colegio en Sant Climent es el circo –ella es la clase de equilibrista-. Y ella, muy decidida me pidió hacer una equilibrista-.  Tras pensar  como podía enfocar el reto de tal forma que se adaptara a sus capacidades pero sobretodo a sus inquietudes,  se me ocurrió la idea. Pintar con las manos y sobretodo con los pulgares.  La idea era sencilla, hacer figuras simples con las formas que nos proporciona la anatomía de la mano (la cabeza una redonda, los ojos dos palitos, el pelo un conjunto de dedos…). La idea no solo le encanto, que una vez al acabar su dibujo, me OBLIGÓ a que le ayudara en hacer  los otros centros de interés de sus otros compañeros (payasos y malabaristas). El resultado fue  muy satisfactorio. Ella salió muy contenta,  se llevó todos los dibujos para enseñárselo a su maestra y sus compañeros. Pero sobretodo el que estaba feliz era yo, había conseguido que mi sobrina disfrutara con el Arte.

Pero mi alegría no se acabó ahí.  Tras varios días, su padre me informó que los dibujos que llevo mi sobrina les gustaron tanto sus compañeros  que pararon las actividades de ese día para realizar dibujos con esa técnica.  Me comentó,  que el profesorado encontró que la metodología  de los dibujos eran muy interesante para su aprendizaje.   El saber eso, me encanto, y tengo que reconocer que me emocioné. El conseguir esta pequeña meta es un gran reto, ya que estoy cumpliendo con mi finalidad, pero sobretodo estoy llenando de ilusión y estimular su creatividad. Les robe sonrisas y alegrías, de ello puedo estar seguro, solo hay que ver la fuerza y la alegría de sus dibujos. El futuro no estar perdido,  es muy prospero.  Puede ser que esta sociedad vaya coartando  la creatividad  (video-juegos, televisión…) a las nuevas generaciones, pero… PODRAN CORTAR TODAS LAS FLORES, PERO NO PODRÁN DETENER A LA PRIMAVERA!!!

Dibujos de l@s niñ@sLos dibujos realizados por l@s niñ@s en clase

* Guillén, Esperanza, (2007) “RETRATOS DEL GENIO. El culto a la personalidad artística en el s. XIX”; Barcelona,  edit Ensayos Arte Cátedra